Cuauhtémoc Blanco se despide del futbol con un título

0
419

Medio Alternativo del Sureste.- 22 de abril de 2015.- El estadio de la BUAP tuvo el honor de despedir a Cuauhtémoc Blanco como futbolista profesional y no había mejor escenario que en una final y ante, su odiado rival, las Chivas del Guadalajara.

El Profe. Cruz decidió que el Cuauh no entrar de titular, lo que molestó a algunos de los asistentes al coloso, pero a su entrada al minutos 70 se le entregaron de pie y con aplausos.

En un partido muy dinámico de principio a fin el Puebla levantó su quinto título de Copa al vencer 4-2 al Rebaño con goles de Erpen (7’), Rey (26’) y un doblete de Alustiza (60’ y 68’), por los visitantes anotó De Nigris (54’ y 56’) quien también falló un penal.

Las Chivas desde temprano en el partido comenzaron a buscar el arco rival y Erick Torres con un disparo probó a Villaseñor, pero el arquero visitante sólo metió los puños para despejar. Tras la insistencia del Rebaño al 7’ en un tiro libre Erpen marcó el primero para los locales, pues después de una mala salida de Rodríguez, Orozco recentro y el central de cabeza empujó la pelota al fondo de las redes.

A partir de la anotación los pupilos del Profe. Cruz se vieron más insistentes al ataque y al 12’ Alustiza con un tiro libre estuvo cerca del segundo, pero fue hasta el 26’ cuando Luis Gabriel Rey dentro del área aprovechó otro error del portero local y con un teztazo puso el 2-0. Dos minutos más tarde el “Chavo” se perdió el tercero, pues Tamay desbordó por la banda y sacó una diagonal retrasada para que Matías sólo empujara la redonda, pero el delantero no le pegó de la mejor manera y mandó el balón a las tribunas.

El tiempo restante estuvo muy peleado en el medio campo y al 29’ De Nigris de media vuelta intentó sorprender al arquero visitante, pero Villaseñor mandó la redonda a tiro de esquina, sin más emociones la primera mitad terminó con un grave error de Noriega, quien sólo dentro del área se tardó en sacar su disparo y Rodríguez le achicó de buena la manera.

Lo mejor se vendría para la parte complementaria, pues los rojiblancos necesitaban irse al frente si querían pelear por la Copa MX y en menos de tres minutos De Nigris les dio el empate, ya que al 54’ con un tiro desde fuera del área marcó el primero y al 56’ tras un tiro de esquina y un descuido de la defensa poblana el atacante sólo tuvo que empuja la pelota y poner el 2-2.

Con este resultado parcial parecía que los locales sufrirían, pero apareció la magia del “Chavo” Alustiza y al 60’ de penal le volvió a dar la ventaja a los camoteros, pero ocho minutos más tarde dentro del área recortó a zaguero y con un disparo cruzado marcó el 4-2.

Sin oportunidad de más y con 20 minutos para que Cuauhtémoc Blanco se despidiera como futbolista profesional, Matías le dejó su lugar al ídolo mexicano entre un “mar” de aplausos. Con unas Chivas volcadas al frente para buscar el empate, el Puebla se cerro en su área, pero tras tanta insistencia al 85’ Pajoy metió la mano dentro del área y De Nigris desde los 11 pasos erró su disparo e hizo que los fanáticos de La Franja explotaran en júbilo y no dejaran de corear ¡Puebla, Puebla!

Los últimos minutos se vivieron con mucho empuje por ambos conjuntos, las patadas no cesaron y Hedgardo Marín fue expulsado, pero para que la final se pusiera más interesante, ya en tiempo de compensación las luces del estadio se apagaron como si quiera que el público despidiera al ídolo de chicos y grandes como una estrella de rock, pues las luces de los celulares aparecieron y la guerra entre porras apareció, mientras los del Rebaño gritaban que Puebla era de segunda, por su problema en la porcentual, los de la Angélopolis cantaban ¡Oe, oe, oe, el que no brinque es un chivo maricón!

La luz regresó a la BUAP y Luis Enrique Santander no dio tiempo de más, pitó el final del encuentro y el Puebla se alzó con su quinta Copa y ahora buscará la salvación en tres partidos para mantenerse en el máximo circuito.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here