Real Madrid fue superior y venció por 3 a 1 a Barcelona en el clásico español

0
419

Medio Alternativo del Sureste.- En un Santiago Bernabéu repleto, Real Madrid venció a Barcelona por 3 a 1 en un partidazo. El Clásico español fue para el equipo de Carlo Ancelotti, que gracias a los goles de Cristiano Ronaldo de penal, Pepe de cabeza y Benzema, superó claramente –y pudo haber goleado– a un rival sin luces. Neymar, en el comienzo del partido, había abierto el marcador para los visitantes.

Con Isco en lugar de Gareth Bale, el Madrid puso a su habitual equipo titular en la cancha, mientras que a Luis Enrique le salieron mal los cambios. Como lateral izquierdo estuvo Mathieu y el mediocampo fue el tradicional Busquetas-Xavi-Iniesta. Además, debutó el uruguayo Luis Suárez, quien no jugaba oficialmente desde el Mundial de Brasil.

En la primera jugada importante del partido, se inspiraron los tres cracks sudamericanos del Barça. Encaró Messi, pasó a Suárez y el uruguayo, algo lento todavía por la inactividad, metió un cambio de frente bárbaro para Neymar, quien eludió hacia su perfil, de izquierda a derecha, a Carvajal y Pepe y definió al segundo palo. Como si fuese un típico gol de Messi, pero del otro lado. Esa conexión no volvería a repetirse.

Aun con el marcador en contra, Real Madrid se mostraba más compacto; rápido para presionar y una flecha para atacar. Así, tuvo varias chances claras para empatarlo. El francés Benzema reventó el palo, luego de ganarle dos veces a Javier Mascherano en la misma jugada. Los duelos individuales comenzaban a ser siempre para el local.

El medio campo que eligió Luis Enrique ya no puede competir contra los rivales importantes. Toni Kroos y Luka Modric jugaron a voluntad, y con los destellos de James Rodríguez, los Merengues generaron una situación de peligro con cada pelota perdida de los culés. Barcelona fue impreciso y previsible con la pelota e impotente para recuperarla. En el primer tiempo, Messi, Neymar e Iniesta fueron amonestados por cometer infracciones fuertes.

Pero antes de que el partido cambiara radicalmente, la Pulga, que tuvo un partido olvidable, pudo haber aumentado en su única chance clara, pero lo evitó Iker Casillas, de gran actuación. Un rato después, llegaría el desborde de Marcelo, que ante la atenta mirada de un apático Iniesta tiró el centro y Piqué, como si fuese un amateur, puso la mano. Penal y gol de Cristiano Ronaldo para poner las acciones igualadas.

En el comienzo de la segunda mitad, Real Madrid encontró el segundo gol en una pelota parada, un sufrimiento constante para los de Luis Enrique. Centro de Kroos, cabezazo de Pepe en el segundo palo. Encima, diez minutos después, una desinteligencia entre Iniesta y Mascherano permitieron que de uno de los tantos contragolpes de Real Madrid surgiera el tercer gol. Lo hizo el francés Benzema.

En la última media hora de juego, los de Ancelotti perdonaron a su rival, ya que en cada contra podrían haber aumentado la ventaja. Finalmente, sin demasiada participación de Cristiano Ronaldo –algo que indica que tan superior fue el Madrid, que no necesitó de su figura–, todo fue para el equipo local, que se quedó con un merecido clásico.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here