Los pensamientos negativos y sus efectos en tu cuerpo

0
683

Medio Alternativo del Sureste.- 12 de Enero de 2014.- De todos los pensamientos que tenemos durante el día, ¿cuántos realmente nos aportan algo positivo a nuestra vida?

El estrés, la presión, incluso la prisa de todos los días, son proyecciones de negatividad que estamos mandando constantemente a nuestro cuerpo, nos quitan salud emocional y física.

Así como el dicho “eres lo que comes”, también “eres lo que piensas”. Todo lo que pensamos se manifiesta físicamente; como la angustia en una molestia extraña en el estómago. ¿Lo has sentido?

La conexión cuerpo-mente es más poderosa de lo que crees, y cada pensamiento en nuestro día a día produce sustancias determinadas. Por ejemplo, la serotonina y la dopamina son sustancias que nuestro cerebro produce en estados de euforia o felicidad. Lo mismo sucede con el miedo y la preocupación, pero de manera negativa y generando dolor o molestias inexplicables.

El cerebro es un arma poderosa, y a medida que definimos lo bueno y lo malo de cada situación, estamos instalando en él información determinante en su comportamiento y en la relación con otras áreas del cuerpo.

Cada persona decide la información que envía a partir de las emociones que elije. Según Joe Martino en un artículo de Collective Evolutions, la mayoría de las cosas no son positivas o negativas por naturaleza, sino que nosotros les otorgamos esa connotación.

La recomendación va mucho más allá de calificarlas como situaciones o emociones, sino ubicarlas en un nivel de conciencia en donde simplemente aceptemos la experiencia como es. El primer paso para lograrlo es entender cómo afecta cada emoción a nuestro organismo.

Tomo una cita del artículo que, a su vez, tomaron del famoso médico griego Hipócrates:

Si deseas tener buena salud, primero debes preguntarte si estás dispuesto a acabar con las razones de tu enfermedad. Sólo entonces es posible ayudarte.

Nuestra memoria celular guarda aquella información emocional que no se ha sanado. Joe Martino menciona que cuando recordamos algo y se manifiesta una sensación poco agradable en alguna zona del cuerpo, es porque aún no nos hemos repuesto del evento.

¿Alguna vez han tenido un día tan difícil que al final terminan agotados sin razón aparente? Bueno, ahora lo sabrás.

EL EFECTO EN NUESTRO CUERPO
Hay algunos patrones de dolor que significan que algo no anda bien en nuestro ser emocional. Por ejemplo, el dolor de cuello constante significa inflexibilidad o incapacidad de ver desde diferentes perspectivas.

En las caderas se manifiesta el miedo de tomar decisiones para ir hacia adelante. O la sensación de estar atascado por no saber qué camino tomar.

Una molestia en la espalda alta es el dolor del desamor; en la espalda media es el dolor del pasado, producido por la incapacidad de soltar algo o a una persona; en la espalda baja se concentra todo lo que tiene que ver con los asuntos financieros.

El dolor en las rodillas (el más común), significa miedo, orgullo y falta de control sobre el ego.

Esto es solo por mencionar algunos. En el artículo puedes encontrar más información al respecto.

Por último, transmito un fragmento del libro “El equilibrio sagrado” de David Suzuki:

Las ‘moléculas condensadas de aliento exhalado durante las expresiones verbales de ira, odio y celos, contienen toxinas. Si se acumulan durante 1 hora, ¡estas toxinas son capaces de matar a 80 conejillos de india!
Te aseguro que después de leer esto, querrás ser más cuidadosa con los pensamientos que acumulas durante tu día. Actualmente hay muchas técnicas y ejercicio para mejorarlo, les comparto el fabuloso tip de mi colega Alexandra Spuhr.

¡A pensar positivo!

Belelu

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here