Lo que nadie deseaba, ocurrió: la pandemia se está saliendo de control

0
85

Experto advierte las consecuencias de la movilidad

Con la frase ¡Cuida tu voto, pero no olvides proteger tu salud!, el doctor Manuel Baeza Bacab realiza un nuevo análisis para el Diario sobre la evolución de la pandemia del coronovirus Covid-19 en la etapa de semáforo amarillo en Yucatán y advierte que los contagios y hospitalizaciones se están saliendo de control.

Precisamente ante la tendencia a la alza de los parámetros epidemiológicos que miden el Covid-19 se le preguntó al experto en inmunología clínica lo siguiente: ¿Por qué se ve un avance de los contagios de Covid-19 en Yucatán?, ¿Cuáles son los riesgos de la relajación de los cuidados preventivos ante el avance de la vacunación?, ¿Cuál ha sido el alza en los casos de jóvenes como reveló el gobernador?, ¿Cuáles son los riesgos por los cierres de campaña multitudinarios y el próximo regreso a clases presenciales?, ¿Se minimizan los riesgos para no afectar a las campañas políticas?, y ¿Qué opina del relajamiento de las autoridades para sancionar eventos políticos que rebasan por mucho los aforos permitidos?

El médico especialista recordó que hace poco más de dos semanas (en un análisis que publicó el Diario el 17 de mayo pasado) señalaba una tendencia favorable en el número de casos de Covid-19 en Yucatán con algunos requisitos, primero que la movilidad no se incrementara, que la población cumpliera con las medidas de prevención y que las autoridades vigilaran su cumplimiento, ya que estábamos inmersos en un proceso explosivo: las campañas electorales.

Y lo que nadie deseaba ocurrió. Empezó la segunda quincena de mayo con 46 casos por día y continuó con un incremento persistente hasta llegar a 170 casos, como era de esperarse al aumentar los casos las hospitalizaciones también se incrementaron de 136 a 167 (20%). Asimismo, los casos activos se han duplicado en las últimas dos semanas, ya que pasaron de 458 a 915. Sin embargo, la letalidad del mayo ha sido una de las más bajas: 6.5%.

En conclusión, dice, la pandemia se está saliendo de control con un incremento significativo de los casos positivos y hospitalizaciones.

Causas

¿Por qué hay un avance en los contagios de Covid-19?, se le cuestionó.

“Son varias las causas, pero la primordial es el incremento de la movilidad de la población, que también tiene causas diversas, una de ellas ubicada en la primera quincena de mayo: las festividades del “Día de la Madre”, que al igual que en 2020 este año tuvimos un pico en el número de casos diez días después de los festejos”, explicó. “El año pasado los casos pasaron de 39 a 80 (100% de incremento) y este año de 60 a 100 casos (66%), lo que nos muestra que no hemos aprendido la lección y no respetamos las medidas preventivas”, lamentó.

“Aunado a lo anterior, tenemos las campañas políticas con mítines multitudinarios sin sana distancia ni uso de cubrebocas, pero no solo son esas reuniones, las campañas y volanteo de las brigadas de los candidatos también representan un riesgo al relajarse las medidas de prevención, que en este caso afecta a la gente joven que participa en ellas, pero que puede transmitir la infección a sus familiares y amigos”, reiteró. “Esto concuerda con lo declarado por las autoridades de que en estos momentos la mayor parte de los contagiados son los adultos jóvenes y que parecen tener una mayor movilidad social”, indicó el experto.

“Por último, también nos ganó la ‘falsa seguridad’ de los números bajos y de la campaña de vacunación”, dijo. “A pesar de que en Yucatán el programa federal de vacunación ha protegido a los mayores de 60 años, a los maestros, y al personal de salud, el número de personas que tienen el esquema completo todavía no es significativo y hay que señalar, que, algunos casos de Covid-19 leve y moderado están ocurriendo en personas que tienen una o dos dosis de vacuna, pues es bien sabido que su eficacia no es de 100%, por lo que es imperativo seguirnos cuidando. Sin embargo, es probable que la vacunación sea responsable de la disminución de la letalidad, pues los grupos de mayor riesgo han sido los adultos mayores y el personal de salud y éstos ya han sido vacunados, lo que podemos interpretar como un beneficio individual muy significativo, pues las personas se infectan menos y tienen formas menos graves y con menor mortalidad”.

Reto

Con respecto al regreso a las clases presenciales, el doctor Baeza Bacab consideró que significa un enorme reto, no solo para las autoridades educativas sino también de salud.

Con anterioridad señaló los requisitos y las necesidades para reabrir las escuelas: se necesitan medidas higiénicas y de prevención estrictas que requieren de una infraestructura física que ofrezca un entorno seguro para los educandos y el personal involucrado, además de familias conscientes y capacitadas para el manejo de los requisitos que deben cumplir los escolares.

Inicialmente se consideró que solo se podrían reabrir las escuelas si el semáforo epidemiológico estaba en verde y el personal académico y administrativo había sido vacunado, estos criterios parecen haberse cumplido, sin embargo, la transmisión comunitaria de Covid-19 muestra un alza que pondría en riesgo la reapertura de las escuelas.

Analizadas todas las posibilidades, indicó, las clases presenciales todavía ofrecen un riesgo debido a la transmisión comunitaria de Covid-19 y a la seguridad que deben ofrecer las escuelas.

“Una parte de la sociedad cree que la información de la pandemia está ‘maquillada’ para no afectar las campañas políticas, una duda razonable que podría no tener fundamento pues, como señalamos, las autoridades han informado del incremento de los casos y de las hospitalizaciones, lo cual nos lleva a evaluar los riesgo y tomar las precauciones necesarias”, dijo.

“Sin embargo, para proteger la salud de la población, las autoridades deberían vigilar de forma estricta el cumplimiento de los requisitos de prevención y castigar a los actores políticos que las incumplan”.

“El deber cívico que llevará a los ciudadanos a ejercer su voto el próximo domingo 6 de junio representa un riesgo mayor sino se cumple con el mínimo de las medidas preventivas: sana distancia (1.8 m entre las personas), uso de cubrebocas, y el lavado frecuente de manos, evitando en todo momento el saludo corporal y manteniéndose en casa en caso de sospecha o de enfermedad confirmada”, subrayó. “Ejerzamos nuestro derecho a votar, cuidemos nuestro voto, pero no olvidemos proteger nuestra salud”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here