Hackers rusos intentan robar las vacunas del COVID-19, Hals Intelligence

0
44

La empresa Hals Intelligence, especialistas en protección de empresas en materia de seguridad informáticas y ciberseguridad nos habla de los ataque informáticos contra científicos que trabajan en la vacuna del COVID-19.

 

La carrera por conseguir cuanto antes las vacunas del COVID-19 están en marcha en todo el mundo y algunos están intentando «atajos» a base de intrusiones informáticas contra centros de investigación que más avanzado llevan su desarrollo. Todo ello supuestamente porque ya conoces la dificultad para probar este tipo de hackeo. O para ser más preciso, clarificar qué gobierno u organización está detrás del mismo.

 

En un comunicado conjunto de la Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos, la  autoridad canadiense de ciberseguridad y el Centro de Ciberseguridad Nacional del Reino Unido, alertan de ataques informáticos contra científicos británicos para conseguir por la vía rápida los secretos de las vacunas del COVID-19.

 

Las agencias de seguridad occidentales ponen nombre a los atacantes y a los responsables. APT29, un grupo de piratas informáticos de alto nivel, bien conocidos en el ámbito de la ciberseguridad con sobrenombres como “The Dukes” o “Cozy Bear” y vinculado con la inteligencia rusa, estaría detrás de los hackeos.

 

La campaña sería de amplio espectro y estaría dirigida contra científicos, universidades, agencias diplomáticas u organizaciones internacionales de salud, tratando de robar propiedad intelectual utilizando «una variedad de herramientas y técnicas», desde simples escaneos de puertos, phishing personal y también malware avanzado creado para la ocasión para el robo y extracción de datos.

 

«Es completamente inaceptable que los servicios de inteligencia rusos tengan como objetivo a aquellos que trabajan para combatir la pandemia de coronavirus», ha declarado el ministro británico de Exteriores, Dominic Raab, al tiempo que pidió el final de unos «ataques irresponsables» por parte de los servicios de inteligencia rusos «que han estado recogiendo información sobre el desarrollo e investigación de la vacuna contra la Covid-19”, asegura.

 

Rusia lo niega. “No disponemos de ninguna información sobre quién podría haber atacado a empresas farmacéuticas y centros de investigación en el Reino Unido”, señaló un portavoz del Kremlin. «Solo podemos decir solo una cosa: Rusia no tiene nada que ver con estos intentos. No aceptamos estas acusaciones».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here